Planchar es una tarea fundamental y que contribuye a la buena presentación tanto de nuestra ropa como de nosotros mismos. A nadie le gusta llevar la ropa arrugada o mal planchada, por eso, os dejamos algunos consejos para mantener vuestra ropa cuidada y en buen estado.

Lo primero que recomendamos es planchar las prendas de vestir del revés, de esta forma evitaremos el desgaste por la parte visible de nuestra ropa.

Como ya hemos comentado en otro consejo, usar un vaporizador o difusor de agua siempre ayuda a que eliminemos las arrugas con más facilidad, eso sí, debemos usar siempre agua destilada.

A la hora de planchar una camisa, recomendamos empezar por los puños, después las mangas y el cuello y, finalmente, la parte frontal y la espalda. A la hora de planchar un pantalón, hacerlo siempre por el reverso y después, sin aplicar tanto calor, por la parte frontal. Hay que prestar especial atención a los pliegues y dobleces para evitar y eliminar arrugas.

Si planchamos un traje con una plancha de vapor, es muy importante cepillarlo inmediatamente después, esta acción hace que el vapor de distribuya mucho mejor y que las arrugas desaparezcan más fácilmente.

Respecto a las prendas de poliéster, presta mucha atención a las etiquetas de la ropa, ya que a veces hay prendas que no admiten planchado. Para que una prenda de poliéster quede en perfecto estado y no se dañe, es muy importante que se planche del revés y con mucho cuidado.

Estos consejos te harán más fácil las tareas de plancha de tus prendas de vestir, pero existen muchas más formas de planchar e indicaciones a tener en cuenta, así que no te confíes y sigue los consejos para mantener tu ropa en perfecto estado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies